miércoles, 16 de enero de 2013

la higuera y sus hijos / the fig tree an its kids

   Esto es más un secreto que una receta, para un postre que es del campo en verano, de feria de barrio o de jardín antiguo, pero no mucho del supermercado. Porque es ahí donde los conseguimos, son difíciles de manipular de forma más comercial, con esa cáscara lechosa que revienta. 

   This is more a secret than a recipe, for a dessert that is from the country in summer, from the neighborhood market or from an old garden, but not much from the supermarket. Because that's where we get them, and they are difficult to handle in a more commercial way, with that milky shell that bursts.


   A la entrada de mi calle hay dos higueras enormes, que deben llevar cientos de años ahí. Dan unos higos y brevas proporcionalmente grandes, que cuelgan alto y son todo un desafío de sacar, pero el gusto delicioso que tienen bien vale el esfuerzo. No sé por qué todos tenemos recuerdos relacionados con las higueras y sus frutos, son muy especiales. Quizás es su sombra fresca y generosa, o todo el tiempo que demoran en crecer, casi junto con nosotros. Puede ser el hecho de que nos regale dos veces al año una cosecha. Mis niños están haciendo los suyos con esas de la calle, pero yo los tengo con las de mis papás. Me acuerdo de comer higos al pie del tronco, junto con mi perro, también de usar la leche que sale al cortarlos como pegamento para las tareas! Y me acuerdo con cariño también de este postre de higos, banquete del verano y del inicio del otoño. Típico de mi abuelita, servido en tajadas preciosas llenas de color, con un leve baño de leche condensada.... todos caen rendidos!

   At the entrance to my street there are two huge fig trees, which should carry hundreds of years there. They give some figs and early figs proportionally large, hanging high, which are a challenge to draw, but taste delicious so they are well worth the effort. Do not know why we all have memories associated with fig trees and their fruits, they are very special. Maybe it's their fresh and generous shadow or all the time it takes to grow, almost alongside us. It may be the fact that it gives us twice a year a harvest. My kids are doing their own with those of the street, but I have them with my parents' ones. I remember eating figs at the foot of the tree, along with my dog, also using the milk that comes out when you cut them as glue for homework! And I also remember fondly this figs dessert, feast of summer and of the beginning of autumn. My grandmother's classic, served in beautiful colorful slices, with a slight condensed milk bath .... everyone falled surrendered!




cómo hacerlo, después del salto ---> / how to make it after the jump --->
Postre de higos
Figs dessert

una cosecha de higos / figs harvest
cuchillo liso / smooth knife
un molde / pan
papel plástico optativo/ plastic foil optional
leche condensada / condensed milk

No hay ciencia en esto. Vamos a usar las propias cualidades de la fruta, ese dejo pegajoso. Con eso, algo de presión y refrigeración vamos a lograr un efecto de gelatina, que va a unir la fruta en un molde.

Primero pelamos la fruta. A medida que lo hacemos la vamos poniendo dentro del molde. Podemos forrarlo con film plástico para que después sea más fácil de sacar, pero no es estrictamente necesario. Los primeros higos tenemos que partirlos por la mitad y los ponemos con el rojo y las pepas enfrentando las paredes del molde, para que se vea más lindo después.

Una vez que esté cubierto el exterior, ponemos la fruta rellenando el molde, que sólo necesita que la pelemos, no que la partamos.


Cuando hayamos terminado, apretamos con la palma de las manos todo el molde, para que se vaya uniendo, le ponemos un plato encima y lo mandamos al refrigerador por unas dos horas o más.

Para desmoldar, pasamos un cuchillo liso por los bordes para despegarlo, lo damos vuelta sobre un plato y lo sacudimos para que baje. Cuando lo destapen van a ver la maravilla!!

Lo servimos como una torta, con un poco de leche condensada o crema encima <3


2 comentarios:

  1. Cuánta razón, yo tbn tengo recuerdos de mi niñez asociados a los higos! En casa de mi abuela había una higuera (y otros árboles frutales, ciruelos, nogal, limonero)y cierro los ojos y puedo sentir el sabor de los higos recién bajados de la planta y comerlos tibios, que lindos recuerdos!
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso planté una higuera en mi jardín! Pero no crece nunca, jaja! Debe ser porque la compré, dicen que tienen que ser regalada....

      Eliminar

Si te gustó este artículo, compártelo con tus amigos!

Gracias por tu mensaje! / Thanks for you message!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Pin It button on image hover