miércoles, 26 de junio de 2013

como deben ser / as they should be

   Los champiñones siempre son muy ricos. Crudos, cocidos, tienen un sabor especial entre ahumado y día de lluvia que nos hace querer más. Pero cuando están bien hechos, derechamente son un manjar irresistible. Aprendan las técnicas para hacer unos champiñones u hongos perfectamente salteados y nunca más van a poder volver atrás! Son perfectos para ir sobre una tostada, en el aperitivo, para acompañar una sopa o unas pastas humeantes. Firmes, dorados, gustosos, con ustedes:
   The mushrooms are always delicious. Raw, cooked, they have a special flavor between smoked and a rainy day that makes us want more. But when well made​​, are a delicacy straight irresistible. Learn the techniques to make perfectly sauteed mushrooms and you never will be able to go back! They are perfect to go on your toast, as an aperitif, to go with a soup or steaming pasta. Firm, golden, tasteful, with you:


Así se hacen / This is how to


Las técnicas, adelante ---> / tricks, ahead --->


Hongos o champiñones perfectamente salteados
Perfectly sauteed mushrooms

1 bandeja chica de champiñones / small box of mushrooms
1 cucharada de mantequilla / tablespoon of butter
1 cucharada de aceite de oliva / tablespoon of olive oil
sal, pimienta, tomillo / salt, pepper, thyme
perejil fresco / fresh parsley

1.- primer truco: no lave los champiñones. Generalmente son producidos en mangas de género rellenas con turba, que es una base de cultivo seca y esponjosa de origen orgánico, no son crecidos en la tierra, así que saquen los restos que vean y si quieren los pelan, pero no los laven, que son unas esponjas, absorben toda el agua y después no se pueden dorar. Se van a cocer a alta temperatura, así que no va a quedar ningún germen vivo.

2.- segundo truco: use el sartén más grande que tenga, para que tengan mucho espacio y el agua se evapore fácil, si no terminan nadando en caldo y quedan gomosos, resbalosos....

3.- tercer truco: la mantequilla es con aceite. No me pregunten por el proceso físico o químico, pero es un hecho de la causa que una vez que calentamos el sartén, derretimos la mantequilla y ponemos el aceite, la mantequilla no se quema ni se oscurece, no se satura. Así que cuando esté derretida y mezclada, añadimos los champiñones cortados en pedazos de cerca de medio centímetro de espesor, ni muy gruesos ni muy delgados. Tenemos que revolverlos rápido para que absorban la mantequilla en forma pareja. Mantenemos el sartén a temperatura media-alta y vamos moviéndolos y dándolos vuelta.

4.- cuarto truco: que salgan a bailar con pimienta y tomillo. Los mejores amigos de los champiñones son el tomillo y la pimienta, hay que echárselos mientras se saltean para completar ese gustillo.

5.- quinto truco: añadir perejil fresco. Habrá quienes no quieran ponerle, pero una vez listos, mejora la experiencia notablemente, el toque de frescor que necesita.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si te gustó este artículo, compártelo con tus amigos!

Gracias por tu mensaje! / Thanks for you message!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Pin It button on image hover