jueves, 17 de julio de 2014

gratín de papas, con la mitad de trabajo! / potatoes au gratin, half the battle!

   Una de las cosas ricas para comer cuando hace frío en el invierno es un gratín de papas! Es contundente, bien caliente y tiene un toque casi elegante, o no? Sólo que el proceso de hacerlo puede ser un poco lento y entonces mejor pensamos en otra cosa, aunque estemos con un buen antojo de comerlo. Pero venimos al rescate, porque tenemos la fórmula perfecta para hacerlo más fácil, liviano y rápido, así que con 10 minutos de preparación y otros tantos en el horno mientras hacemos lo que queramos, vamos a tener un plato para relamerse los bigotes. El mismo sabor con la mitad del trabajo. ¿Quieren saber cómo lo hacemos?
   One of the good eats when it's cold in the winter is potatoes au gratin! It's fulfilling, very warm and has almost a posh touch, doesn't it? Only thing is the process of making it can be a bit slow, then we better think of something else, even though we crave a good bite of it. But here we come to the rescue, because we have the perfect formula to make it easier, lighter and faster, so with 10 minutes prep and some others in the oven while we do what we want, we will have a dish for licking our fingers. The same taste with half the work. Wanna know how we do it?


Así lo preparamos / This is how we made it


La receta, después del salto ---> / Recipe after the jump --->




Gratín de papas
Potatoes au gratin


1 papa mediana por persona / medium sized potato per person
1/2 cebolla / onion
2 cucharadas de aceite de oliva / tablespoons of olive oil
1 taza de crema liviana / cup of low fat cream
1 taza de leche / cup of milk
sal y pimienta / salt and pepper
nuez moscada molida /powdered nutmeg
romero / rosemary
queso rallado / grated cheese

1.- Precalentamos el horno a 210ºC/410ºF y picamos la cebolla en pluma fino, idealmente con una mandolina, y hacemos cebolla acaramelada. Pueden ver la receta acá

2.- Mientras se dora la cebolla y siguiendo después, rallamos las papas, una por persona. Si tenemos procesadora es aún más rápido!

3.- En un bowl, mezclamos las papas ralladas con la crema, la leche, las especias y condimentos. Sólo necesitamos unas pocas hojas de romero y una pizca de nuez moscada para darle un toque especial. Revolvemos con energía, para soltar un poco de almidón de la papa y listo. Podemos poner la cebolla acaramelada también en la mezcla o dejarla en el fondo de la fuente para darle un toque visible, de cualquiera de las dos formas queda bien.

4.- En una fuente para horno, ponemos la cebolla acaramelada y la mezcla encima, repartiéndola uniformemente. Las papas tienen que estar con líquido al mismo nivel para que se cuezan bien, así que ni notamos que falta, podemos agregar un poquito de leche hasta completar.  Luego le ponemos el queso rallado encima y lo ponemos al horno por 40 minutos o hasta que esté bien dorado encima. ¡Exquisito! En sí es un plato completo, así que lo podemos acompañar de ensaladas o también con alguna carne liviana, ojalá blanca, porque es muy llenador.

2 comentarios:

Si te gustó este artículo, compártelo con tus amigos!

Gracias por tu mensaje! / Thanks for you message!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Pin It button on image hover