miércoles, 4 de febrero de 2015

el pesto de la casa

   Después de tanto correr, de jugar y de pasar el calor en el agua, hay algunos que llegan a sentarse a comer como con cara de dragones hambrientos. Pero los rugidos se cambian por silencio cuando frente a ellos llega fragante un plato de pasta con pesto de la casa. ¡Sólo se escuchan los cubiertos!
   Es la mejor forma de sacarle provecho a la albahaca fresca que encontramos en todas partes durante le verano, aunque, si congelamos una buena cosecha de hojas, lo podemos disfrutar también el resto del año. Un purista podría enojarse con esta receta, pero ha ido mutando en nuestra casa hasta alcanzar el grado de perfección en que nos gusta a todos y se ve más o menos así:


   ¿Te dio hambre? ¡Entonces hazlo tú también! La receta es facilísima y rápida, se hace mientras la pasta se cuece en agua. La puedes encontrar después del salto
 --->



Pesto de la casa
para 5 a 6 personas

1 taza de hojas de albahaca, lavadas y secas
1/2 cebollín o cebolla de verdeo
1 puñado de almendras
40 gr de queso parmesano 
4 cucharadas de aceite de oliva
cáscara amarilla de 1/2 limón
100 ml de crema baja en grasa
sal y pimienta a gusto

- En una procesadora, una juguera o con un moledor de brazo, ponemos primero el cebollín y lo picamos fino, luego las almendras y después la albahaca y el resto de los ingredientes secos. 

- El aceite es lo siguiente y la idea es agregarlo de a poco mientras molemos y mezclamos el resto, para que se emulsione. 

- Finalmente lo mezclamos con la crema y está listo para servir sobre la pasta caliente!! Se puede guardar por dos a tres días refrigerado, pero se va oscureciendo al oxidarse, lo ideal es comerlo recién hecho. Si sobra, congelado se conserva mejor.

Qué lo disfrutes!! Me cuentas cómo te va ;^)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si te gustó este artículo, compártelo con tus amigos!

Gracias por tu mensaje! / Thanks for you message!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Pin It button on image hover