miércoles, 30 de diciembre de 2015

pavlova de chocolate para el año nuevo :^)

   ¿Cómo pasan el año nuevo? ¿Son de los que hace una gran fiesta o de los que esperan las doce en familia? Acá es un día muy tranquilo, de balances y de proyectos, junto con una buena comida. Esperamos las doce, abrazos y poco más. Y aunque lo pasemos con invitados, casi nunca hay pavo, jaja! Familia alternativa. Todavía no sé si hacer una tina de ceviche o un mesón de autoservicio de burritos. O las dos cosas. Lo que sea, pero va a estar rico, para recibir al año nuevo como se merece, después de este que estuvo lleno de maravillas y bendiciones de las que no nos podemos sentir más agradecidos.
   Lo que sí está claro es el postre. Después de algunos experimentos físicos, químicos y mecánicos, logramos dar con la perfecta pavlova de chocolate, crujiente y con una montaña de berrines encima. Exquisito y visualmente preciosa para llevar a la mesa. Un éxito seguro.


Les dio hambre, cierto? Y después quedó todavía más linda, porque le puse rodajas de frutillas y hojas de menta, que le dieron un toque perfecto. La receta y secretos a continuación --->


Pavlova de Chocolate

6 claras
1 taza de azúcar granulada
1 cucharada de maicena
2 cucharadas de té de esencia de vainilla
2 cucharadas colmadas de cacao en polvo 

- Precalentamos el horno a 130ºC. Horno bajo. Es muy importante que el horno esté caliente y que no haya variaciones de temperatura durante la cocción, o sea, sin corrientes de aire, sin abrirlo y que no haya variaciones de energía, como me pasa usualmente acá en el campo....

- Batimos las claras a nieve y añadimos el azúcar.

- Después de un par de minutos, añadimos la vainilla y la maicena. Batimos hasta que el merengue esté firme y brillante, y se haya disuelto el azúcar.

- Una vez que el merengue está listo, añadimos el chocolate en polvo y lo incorporamos suavemente con una espátula, para mantener el aireado, dejándolo marmoleado. No se puede añadir al batir, porque la grasa que inevitablemente tiene el cacao, al emulsionarse con la velocidad, hace que el merengue baje y quede líquido.

- Con el merengue marmoleado de chocolate, hacemos un cuadrado grande sobre papel para hornear, dejando los bordes más altos que el centro. Todo el merengue crece al hornear, así que no importa si lo ven bajo. 

- Metemos en el horno precalentado por 50 minutos o hasta que lo vean más dorado. Una vez terminado el tiempo apagamos el horno y sin abrir lo dejamos enfriar dentro.

- Terminamos con crema batida a gusto y muchas, muchas frutas encima, junto con unas hojas de menta.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si te gustó este artículo, compártelo con tus amigos!

Gracias por tu mensaje! / Thanks for you message!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Pin It button on image hover