jueves, 7 de enero de 2016

telar para las vacaciones!

   Este fue un regalo de amigo secreto que hice, pero me quedó gustando para hacer de nuevo. Es el proyecto ideal para las vacaciones, fácil, rápido, muy relajante y queda más lindo con tesoros que encontremos por el camino. Tres colores de lana natural que combinen, una madeja de lana acrílica oscura, un bastidor viejo y a jugar! Les gusta?



Las instrucciones paso a paso adelante --->


Telar de lana

Materiales:

- un bastidor para tejer o uno de tela para pintura + clavos pequeños, como en las fotos
- tres madejas de lana natural de tres colores distintos que combinen, ojalá por lo menos uno neutro.
- una madeja de lana acrílica oscura, suave y de buena calidad
- una rama gruesa del ancho del bastidor para colgar
- ramas y cortezas para decorar


1.- Primero necesitamos un bastidor para tejer. Hay varios en el mercado, pero si no quieren gastar mucho, busquen un bastidor de telas y le ponen calvos en forma simétrica en los lados, con una distancia de entre 1 y 2 centímetros, como se ve en la foto. 

2.- Cuando tengamos nuestro bastidor listo, tomamos la lana acrílica y hacemos un nudo en el primer clavo de arriba, luego lo llevamos hasta el otro lado y rodeamos el clavo enfrentado, volviendo arriba de nuevo y seguimos así haciendo la base, bien ajustada, hasta que lleguemos al ancho que buscamos. Tenemos que contar que los hilos sean número par arriba para poder cerrar bien al terminar.


3.- ¡Empezamos a tejer! Ahí es donde juega la imaginación. Imaginemos figuras, escaleras, formas. Está lleno de ideas en Pinterest, por si quieren buscar inspiración. El punto básico es arriba/abajo uno por medio, turnando hileras, como se ponen los ladrillos. Pero también podemos hacerlo cada dos hilos, o no cambiar el sentido del tejido a cada hilera, todo eso da distintos efectos y texturas. Podemos añadir fácilmente flecos abajo antes de empezar a tejer o en la mitad del tejido también, después los emparejamos con una regla. Conviene hacer madejas chicas del color que estamos usando para poderlas pasar entre los hilos. Vamos apretando hacia abajo las hileras para que queden parejas y sin aire entre medio, pero que no sea mucho, para que se vea natural. Entretejamos también ramas lindas o cortezas de las vacaciones. Ejemplos abajo:




4.- Cuando se nos acaba el hilo sólo tenemos que ir por más y arreglar el problema después, jaja! Cuidemos que las puntas que sobran, ojalá de 2 o más centímetros, queden todas hacia el revés.


5.- Cuando terminamos nuestro tejido hasta arriba, antes de sacarlo del bastidor, es la hora de esconder las puntas. Con un palillo de crochet, las metemos hacia abajo paralelas al hilo guía de color oscuro.


6.- Sacamos el telar de arriba, cortando los hilos en el clavo. Vamos de dos en dos, haciendo un nudo doble ajustado, pero que no aprietes tejido hacia abajo.


7.- Escondemos los hilos hacia abajo con el crochet.


8.- Con la misma lana acrílica de los hilos guía vamos cosiendo el telar al palo grueso que buscamos, tratando de que cada punto coincida con un hilo, para que parezca tejido desde ahí. Los hilos sobrantes en los extremos se esconden otra vez por el revés con el crochet.


Voilá


1 comentario:

  1. Belleza en lana !
    Muy lindos los colores y el resultado final!
    Me encantó!

    ResponderEliminar

Si te gustó este artículo, compártelo con tus amigos!

Gracias por tu mensaje! / Thanks for you message!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Pin It button on image hover